Consultorio Deportivo, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Consultorio Deportivo

Gratos recuerdos

JORGE MARIO GALVÁN ZERMEÑO.-
TORREÓN , lunes 01 de febrero 2021, actualizada 11:21 am


Enlace copiado

La injusta e imperdonable omisión de mi parte al fallecimiento de Gustavo “Halcón” Peña y de Ramón Morató me llevó a buscar

en la memoria, que por lo visto de pronto falla, y la visita a mi querido Raúl “Acapulco” Herrera, ver la fotografía del primer gol de mi querida Ola Verde del Laguna anotado por el en un Estadio Jalisco aun con olor a nuevo y sin terminar por completo me llevo a recordar a mis queridos “muchachos” como los sigo llamando.

La primera temporada de la Ola Verde en ese lejano año olímpico de 1968 nos ilusionó a niños y grandes, poco a poco se fueron sumando los nombres de grandes jugadores qué si bien dueños de una gran clase llegaron en el ocaso de sus carreras, los nombres de Olinto Rubini, Amaury Epaminondas, Manoel Tavares “Necco” que brillarán en el desaparecido Oro campeón hacían albergar esperanzas a una eufórica afición, las tribunas se llenaban y en la brava de sol la porra comandada por Ramón Morató hacia sentir la presión heredada al igual que sus colores años más tarde a los Guerreros del Santos Laguna, poco a poco fueron

desplazados nuestros ídolos “La Coyota”, Don Agustín “Cri Cri” Fernández, Celedonio Mora, Luis “Gato” Gómez, “Macho” Cordero, Rubén Villalpando y Chuy “Negro” Ramírez, Carlos Calderón, Raúl “Acapulco” Herrera, Gerardo “Pantalones” Lupercio, los hermanos Álvarez y otros más a los que ruego me perdonen por la omisión, llegaron nuevos jugadores de gran prestigio, pero repito con todo respeto, ya en el ocaso de su carrera, así se integraron Ney Blanco de Oliveira, Jaime “Tubo” Gómez y los enormes Don Salvador Reyes, Claudio Lostanau y Gustavo “El Halcón” Peña, conservaba entre mis grandes tesoros una vieja revista arrugada de tanto leer y releer publicadas por Editorial Novaro con la biografía de Gustavo Peña que mi hermano Rubén Darío había comprado con los “domingos” de ese entonces amoroso y comprensivo como siempre acabó por cedérmela en preciada propiedad, en la revista de antes del mundial del 70 donde “El Halcón” fue capitán, nos hacía ver las grandes cualidades futbolísticas del tapatío, hoy junto a muchos de los mencionados seguramente los comanda en grandes encuentros celestiales y ahí estará mi querido Ramón para apoyarlos. ¡Hasta la próxima!

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...