En el Tee, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

En el Tee

ALBERTO GONZÁLEZ MARGAIN
TORREÓN, COAHUILA, viernes 05 de febrero 2021, actualizada 9:15 am


Enlace copiado

Buen día, estimados amigos (as) golfistas de la Comarca Lagunera, espero y se encuentren bien, a lo mejor algo tristes con el resultado de Carlos Ortiz en su ultima ronda del día domingo en Torrey Pines, ya que nos ilusionó y muchos pensábamos que podría ser su segundo triunfo en el PGA Tour, pero quienes practicamos este hermoso deporte sabemos que así es este juego, un día puedes romper tu récord personal y al siguiente día jagar muy mal, esto es parte del por qué el golf es un deporte único y desafiante.

Pero no podemos dejar de hablar del campeón del evento, Patrick Reed y la gran polémica que se generó, esto debido a la situación de Reglas en la que se vio envuelto durante la tercera ronda del día sábado en el hoyo 10, con respecto a una bola enterrada por su propio impacto. Déjenme decirles que en 2019 esta Regla 16.3 cambió, antes de 2019 solo se otorgaba alivio sin castigo a una bola enterrada por su propio impacto en pasto cortado a la altura de fairwey o menor, pero podía otorgarse para toda el área general mediante una Regla local, cambia en 2019 y ahora es exactamente al revés: el alivio sin penalidad de una bola enterrada por su propio impacto se otorga en toda el área general y puede ser restringido mediante una Regla local a pasto cortado a altura de fairwey o menos.

¿Entonces, con este cambio es permitido el alivio en rough? La respuesta es SÍ, a menos que una Regla Local lo prohíba, que no fue este el caso. ¿El jugador puede marcar y levantar la bola para ver si esta enterrada en su propio impacto? La respuesta es SÍ. ¿La bola se puede limpiar? La respuesta es SÍ, si el alivio procede, si no procede el alivio, entonces NO se puede limpiar.

Es por todos sabido que Reed no goza de la mejor reputación en cuanto al tema de reglas y también sus procedimientos no fueron los más recomendables, es para nosotros como Oficiales de Reglas, difícil establecer si una bola está enterrada por su propio impacto en pasto muy alto y denso, ya que por el peso de la bola, ésta se hunde, a diferencia de un pasto cortado a una baja altura que es muy fácil, como fue el caso de Reed en pasto alto.

Recordemos que ni jugadores, Oficiales de Reglas, voluntarios, etcétera, dentro del campo tienen acceso a las tomas de la televisión, como se pudo ver claramente en la transmisión, esa bola primero rebota en otra parte, antes de quedar en el punto donde fue a reposar. Tanto el jugador como el Oficial de Reglas, la única información es la que está disponible y a la vista, Reed se hubiera evitado muchos problemas y críticas si antes de hacer todo el procedimiento que hizo, hubiese llamado a un Oficial de Reglas.

Además, sería muy injusto y no sería equitativo aplicar Reglas o penalidades por una toma televisiva, ya que no todos los jugadores tienen la misma cobertura, tendría que tenerse el total de todos los tiros de cada jugador de cada ronda en video, para que fuera equitativo y justo, pero eso es prácticamente imposible, ya que las televisoras le dan preferencia a los jugadores de mas rating de audiencia.

A mí en lo personal, lo que no me gustó fueron sus procedimientos: primero, ante la duda, mejor llamar al Oficial de Reglas, la forma en que levanta la bola sosteniéndola con la palma de su mano, cuando por lo general este procedimiento se recomienda hacerlo con mucho cuidado y sosteniendo la bola con dos dedos, esto para no limpiar la bola, ya que si el alivio no procede, el jugador no podrá limpiar la bola y tendrá que recolocarla. Si la duda seguía después de levantar la bola, debió recolocar la bola en su posición original hasta que llegara el Oficial de Reglas, introdujo varias veces sus dedos y mano al lugar donde reposaba la bola, pudiendo así alterar las condiciones en que reposaba la bola, y después dejarla caer hacia un costado; por cierto, la bola se veía limpia.

Esa es otra condición que me hace dudar de que esta estuviera enterrada, ya que por lo general cuando una bola se entierra por su propio impacto la bola se ensucia mucho, ya que se le pega el lodo o tierra y ésta es una clara evidencia de que la bola rompió el plano del suelo, que es como lo marca la Regla: romper el plano del suelo (hendidura en la tierra), no del pasto, sino de la tierra y la bola de Reed se veía aparentemente limpia. Es por esto que a mí, en lo personal, me deja mis dudas y lamentablemente no hay una toma de TV frontal al jugador, cuando éste realiza todo ese procedimiento.

Se dice que las quejas hacia Reed provienen desde su etapa como jugador universitario, solo él sabe y en su conciencia quedará si realmente su bola estaba enterrada por su propio impacto; en conclusión ¿Hay una clara evidencia, cien por ciento confiable para poder penalizar a Reed por esta acción? La respuesta es NO, dejémosle al jugador el beneficio de la duda. Te invitamos a que acudas a jugar y practicar el golf de una manera responsable y honesta, acatando todas la medidas de prevención y protocolos del campo o club donde juegues. Nos vemos y hasta los próximos 18 hoyos.

Alberto González Margain // [email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...