¿The 'goat'?, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

¿The 'goat'?

Voz de Palco

EDUARDO SEPÚLVEDA
TORREÓN, COAHUILA, martes 09 de febrero 2021, actualizada 8:20 am


Enlace copiado

¡Qué clase de partido presenciamos el domingo a través de la televisión! ¡Vaya decepción! La temporada de NFL concluyó con un encuentro carente de emociones, al menos para lo que se espera de un Super Bowl. ¿Tom Brady es ahora el mejor de todos los tiempos? No estaría tan seguro.

Si nos vamos a los números, no hay ningún equipo que haya ganado más anillos de SB que Brady (sí, equipo), por ende, tiene las estadísticas a su favor. Ahí, no cabría la menor duda, pero tenemos que volver a un punto importante, se trata de un equipo de conjunto, ¿Qué acaso Brady gana campeonatos él solo? Este año, de nuevo fue nombrado como el MVP del partido final; con sus tres pases de TD, no había más a quién dárselo. Pero Brady no lo hizo solo, y qué injusto resulta ver que una defensa que se aplicó durante gran parte de la campaña regular, y sobre todo en playoffs, pase a segundo plano opacada por el “niño bonito”. Del mérito de Brady, no hay duda; condujo a su equipo a un triunfo que pocos hubiéramos anticipado al inicio de la campaña.

Y sin embargo sucedió. ¿Dónde quedó el campeón?

La diferencia en el partido del domingo estuvo en dos puntos: Brady siempre estuvo bien protegido por su línea, mientras que no hubo jugada en que Mahomes tuviera tranquilidad al encontrar un espacio para lanzar. El QB, o no hallaba receptor y tenía que buscar él la marca de primero y diez, o recorría hacia atrás desesperado tratando de alargar la jugada. Y aun así, cayendo, alcanzó a lanzar pases atrapables. El otro factor: los errores de Kansas, que derivaron en castigos bajo el aire de la eterna sospecha que recae sobre Brady. Si a eso le sumamos que de un lado había mucha experiencia y del otro puro talento, no queda mucho por explicar.

Kansas llegó como ligero favorito al partido final, pese a jugar como visitante, y cayó víctima de sus propios errores ante el eterno odiado rival, que ahora cambió de conferencia para también ganarlo todo. ¿Eso lo convierte en automático en el mejor? Muchos dicen que sí, yo me tomaría un tiempo para meditarlo.

Por alguna razón, a Brady le falta convencer a muchos aficionados. Ya sea porque no soportan el triunfo ajeno, porque durante décadas han visto caer a sus respectivos equipos ante el mismo hombre o por la serie de suspicacias que lo han rondado en diferentes momentos de su envidiable carrera. Irrefutable es que al tipo le gusta ganar y se las ha ingeniado para hacerlo. Líder nato y convencido de sus posibilidades, Brady ha luchado por forjar su leyenda. Seguramente, con lo mostrado y demostrado este año, aún queda Brady para más. El domingo, había por lo menos tres bandos siguiendo lo que pasara en Tampa: los que querían que ganara Brady, los que querían verlo caer y un séquito importante de jóvenes aficionados (en su mayoría) que ansiaban ver el nacimiento de una nueva dinastía. Quedará para mejor ocasión.

¿The ‘goat’? La discusión puede seguir durante años; pese a lo contundente y frío de los números, siempre queda una cuota de subjetividad. A mi ver, Brady manejó bien el partido, pero enfrente le faltó tener un rival de Super Bowl. Hoy, la NFL se rinde ante su campeón.

En el futbol, dos rapiditas: Santos dejó la cima tras dejarse empatar en el Jalisco ante el hermano menor, y mientras existan dueños con dos equipos, siempre habrá lugar para suspicacias. En Catar, Tigres llegó a la final del Mundial de Clubes, primera vez para un equipo mexicano. De pronto, el torneo que era irrelevante para el club felino adquirió notoriedad, ¿les alcanzará para doblegar al campeón europeo? Ellos dicen que ya son grandes.

Nos seguimos leyendo: @Foko_54 (en Twitter). Respondo también en Champs_MX

Eduardo Sepúlveda // @Foko_54

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...