Celedonio Mora, El Siglo de Torreón
18 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas Deportes

Celedonio Mora

Recuerdos del Ayer

SERGIO LUIS ROSAS
TORREÓN, COAHUILA, miércoles 17 de febrero 2021, actualizada 9:30 am


Enlace copiado

Símbolo de la Ola Verde en la década de los años sesentas, formó parte del equipo que logró el ascenso a Primera División en la temporada 1967 - 1968. Fue un jugador que se caracterizó por su entrega en la defensa de los colores del desaparecido equipo Laguna, al cual llegó procedente del Monterrey, en donde años atrás lo había debutado el técnico uruguayo Roberto Scarone.

Celedonio Mora Medina nació el 27 de diciembre de 1939 en Guadalajara, Jalisco. Sus padres fueron don Manuel Mora Plascencia y María Medina Navarro, quienes procrearon diez hijos. Su padre entró a trabajar a la Fábrica Textil La Experiencia y se fueron a radicar a esa comunidad, en donde a la edad de siete años empezó a practicar futbol.

Se inició en el equipo de la categoría Infantil, después pasó a la Juvenil y finalmente al equipo Imperio de la categoría Reservas que ha sido uno de los semilleros de futbolistas más importantes de nuestro país, del cual surgieron grandes jugadores, entre ellos José “El Chepe’’ Naranjo, Alfredo “El Pistache’’ Torres, Raúl “La Pina’’ Arellano, Genaro “La Burra’’ Torres, Emilio “El Chero’’ Aldrete, Ernesto Cisneros, Felipe “El Príncipe’’ Ruvalcaba, los hermanos Jesús y Magdaleno Mercado y José “El Jamaicón’’ Villegas.

Celedonio surgió de ese equipo en 1957 y de inmediato mostró cualidades para jugar en el “futbol de paga’’, habiéndose interesado el Monterrey por sus servicios, pero como era menor de edad, ya que en ese entonces la mayoría de edad era a los 21 años, los clubes de Primera División debían contar con la autorización del padre o tutor del jugador para poderlo registrar ante la Federación Mexicana de Futbol.

Sus padres no estaban de acuerdo en que jugara futbol, por eso su llegada al Monterrey se retrasó dos años, hasta que un abogado del club regiomontano encontró que había una disposición constitucional, la cual establecía que a los 20 años de edad una persona podía decidir en estos casos, fue así como Rayados logró contratarlo, aunque había iniciado en el Atlas.

Celedonio Mora formó parte de la Selección Jalisco que fue bicampeona en 1959 y 1960 en el Campeonato Nacional de Futbol Amateur, en la cual fue compañero de Gustavo “El Halcón’’ Peña, Everardo “El Cuate’’ Villaseñor, “La Negra’’ Cortés, Felipe “El Príncipe’’ Ruvalcaba e Ignacio “El Fino’’ Buenrostro.

En esos dos torneos fue observado por visores de los equipos Atlas, Cuautla, Celaya y Monterrey, siendo este último el que a través de Francisco Quintero, padre del guardameta Javier Quintero Morones, logró contratar a Celedonio.

Su debut profesional con Monterrey fue en la temporada 1962 - 1963, al mando del técnico uruguayo Roberto Scarone, en un partido contra Atlas jugando de extremo izquierdo, siendo marcado por Guillermo “El Campeón’’ Hernández, el resultado fue empate a un gol en el Estadio Jalisco. Por Rayados anotó el brasileño Javan Marinho.

Sus compañeros en Rayados fueron los guardametas Pablo Guerrero, el lagunero Fernando “El Cota’’ Barrón y el brasileño Amaury Fonseca; los jugadores de campo Jorge “El Ranchero’’ Gutiérrez, Jorge “El Jarocho’’ Molina, Ignacio “El Gallo’’ Jáuregui, Ángel “El Capi’’ Lama, Claudio Lostaunau, Alfredo “El Fello’’ Hernández, Mario “El Marro’’ Ahumada, Gustavo “El Gato’’ Cuenca y Raúl Chávez, entre otros.

Su gran amigo en el Monterrey fue Ignacio “El Gallo’’ Jáuregui, quien le enseñó a jugar de defensa lateral izquierdo, puesto que después desempeñó en el Laguna cuando vino a reforzarlo a petición del técnico argentino Juan Ángel “Pito’’ Pérez para unos partidos amistosos contra los equipos Tampico e Irapuato, celebrados el 29 de abril y el cinco de mayo de 1964, habiendo anotado un gol en cada uno de esos encuentros.

Fue precisamente Juan Ángel “Pito’’ Pérez quien lo convirtió en defensa lateral izquierdo en un partido contra Puebla, el cual perdía Laguna uno a cero en el Estadio San Isidro, y la indicación era que marcara a Gerardo “Pantalones’’ Lupercio, quien en ese entonces jugaba con los poblanos y les había anotado el gol.

Celedonio cumplió con la encomienda y no sólo contuvo los embates de Gerardo Lupercio, sino que también contribuyó con un gol para que la Ola Verde venciera al Equipo de la Franja por cuatro a tres.

Mora Medina recuerda que el Laguna era un plantel con jugadores que tenían mucho amor a la camiseta, que se entregaban al cien por ciento en la cancha y hacían del clásico lagunero contra los Diablos Blancos del Torreón un “duelo de vida o muerte’’, pues ninguno de los dos equipos quería perder.

En el Laguna sus compañeros fueron Rubén Villalpando, Jesús “El Negro’’ Ramírez, Luis “El Gato’’ Gómez, Mario “El Macho’’ Cordero, Alfredo “Tejón’’ García, Pedro Salinas Montelongo, Manuel Ruvalcaba, Ramón “Mon’’ Romero, Rafael “Pelé’’ Padilla, Bulmaro Garcidueñas, Rodolfo “El Chaparro’’ Álvarez, Refugio “La Coyota’’ Fernández y Joaquín “El Patito’’ Villarreal, entre otros.

A Celedonio Mora le tocó marcar a grandes extremos derechos del futbol mexicano, entre ellos Roberto “El Monito’’ Rodríguez del América, Javier “El Chorejas’’ Contreras del Tampico, Juan González del Monterrey, Carlos “El Cuate’’ Calderón de Chivas, Enrique Ureña del Nacional de Guadalajara y Jesús Delgado del Atlas.

Reconoce que La Laguna tiene en su gente un gran tesoro, pues la mayoría de los jugadores que militaron en los desaparecidos equipos Laguna y Torreón se quedaron a vivir en la Comarca. A manera de ejemplo citó a Agustín “El Cri Cri’’ Fernández, Rafael “El Pelé’’ Padilla, Javier Barba Cortés, Emilio “El Chero’’ Aldrete, Valdemar García Cansino, Pedro Salinas Montelongo, Luis Vázquez, José “La Caica’’ Zamora, Raúl “El Güero’’ Navarro, Francisco Javier “El Capi’’ Lima y Salvador Kuri.

“Como La Laguna no hay dos’’ considera Celedonio Mora, quien contrajo matrimonio con una lagunera, María Dolores Méndez Prieto, habiendo procreado cuatro hijos: Carlos Manuel, Ramón Celedonio, Miguel Ángel y María Dolores, quienes le han dado grandes satisfacciones, por lo cual está agradecido con esta tierra que le dio oportunidad de defender los colores de la inolvidable Ola Verde.

¡Hasta el próximo miércoles!

Sergio Luis Rosas // [email protected]

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...