METRÓPOLI LAGUNA, El Siglo de Torreón
22 de abril de 2021. notifications
menu desktop_windows
Columnas la Laguna

METRÓPOLI LAGUNA

¿POR QUÉ EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER?

TANIA VERÓNICA DÍAZ CHÁVEZ
miércoles 03 de marzo 2021, actualizada 8:41 am


Enlace copiado

Recientemente la conmemoración del Día Internacional de la Mujer ha adquirido mayor relevancia o al menos mayor popularidad, con las ventajas pero también los riesgos que la mediatización de un tema conlleva, que se preste a que la información confusa o no verídica permee sobre la opinión pública. Además de la histórica tendencia de este sistema socioeconómico a trivializar y mercantilizar demandas y formas de lucha y resistencia legítimas y necesarias.

La historia de la conmemoración se relaciona esencialmente con los derechos laborales y el trabajo y labor que desempeñan las mujeres en las diferentes áreas y espacios de nuestra sociedad tanto en lo privado como en lo público y las condiciones en que se desenvuelven. Surge de los movimientos obreros y socialistas de mediados del siglo XIX, en el que las mujeres alzaron la voz para protestar y visibilizar las limitaciones en sus derechos civiles, sociales, políticos y religiosos como la discriminación y la explotación laboral así como la lucha por el sufragio femenino.

Sabemos que fruto de estas luchas y diversos cambios socioeconómicos ha incrementado la participación de las mujeres en la vida pública y productiva, sin embargo, las condiciones de participación laboral de las mujeres está en clara desventaja; los estereotipos, estigmas, división sexual del trabajo, la masculinización de espacios y jerarquización histórica del poder, además de la brecha salarial y otros obstáculos a los que se enfrentan en sus espacios de trabajo como el hostigamiento y el acoso sexual; las ha excluido a la informalidad, la precarización y el empobrecimiento sistemático.

Según el IMSS (2020): Coahuila y Durango están ubicados dentro de las 5 entidades con mayor Brecha Salarial a nivel nacional con un 31% y un 24% respectivamente, ocupando el primer y cuarto lugar. (La Brecha Salarial se refiere a que las mujeres siguen ganando menos por el mismo trabajo realizado que el de los varones.) Esta brecha se amplía conforme el nivel, jerarquía y calidad del empleo se incrementa.

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan tienen que ver con el predominio de los roles tradicionales de género en la esfera privada y familiar; las mujeres siguen haciéndose cargo de la mayor parte de las tareas del hogar y de cuidados, esto perpetúa las desventajas de la participación laboral, afecta la salud de estas mujeres al enfrentarse a dobles o triples jornadas de trabajo afecta la disponibilidad de tiempo las mujeres para el desarrollo profesional y personal.

De acuerdo al Inegi (2019) el valor económico del trabajo no remunerado doméstico y de cuidados fue de 5.6 billones de pesos, equivalente al 22.8% del PIB del país; de esta participación las mujeres aportaron 16.8 puntos y los hombres 6 puntos. Mientras que la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), publicada para el último trimestre de 2017 las mujeres representan el 86% de las personas que tienen interés en trabajar pero se encuentran bajo un contexto que se los impide.

Esto nos indica que y el acceso a oportunidades de desarrollo y de bienestar en toda la amplitud académica y jurídica del concepto.

La desigualdades de género al ser estructurales e históricas, requieren de una suma de esfuerzos de todos los actores y sectores sociales para erradicarla, y obviamente eso implica la efectiva coordinación institucional que tanto ha costado, sobre todo en una región metropolizada como la laguna que une a dos entidades el reto es mayor aún, las niñas, adolescentes y mujeres laguneras viven dinámicas regionales cuyas leyes, políticas y condiciones se entrecruzan e impactan de manera diferenciada en su vida.

Conscientes de la complejidad que implica coordinar políticas, acciones, reglamentos, lo mínimo que habría que garantizar es que se cumplan los protocolos de homologación nacional, por ejemplo en materia de atención a violencia de género; indispensables para salvaguardar la integridad, la seguridad, el bienestar y las libertades de quienes representan más de la mitad de la población y consecuentemente favorecer el desarrollo social y económico de la región.

Las causas que dieron origen a la fecha que hoy conmemoramos siguen más vigentes que nunca, en el contexto local las mujeres y organizaciones feministas como la Red de Mujeres de la Laguna también han intentado integrar los esfuerzos de manera regional, participando en proyectos colaborativos y de interlocución cuando hay que sumar y de activismo cuando hay que denunciar; con instituciones y con ciudadanía en los diferentes municipios que integran la zona metropolitana, hemos visto lo complicado pero también lo necesario que es, hoy más que nunca, lograr los acuerdos y el trabajo conjunto que las mujeres, niñas y adolescentes merecen y necesitan.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...